Astros dejaron tendidos a los Yankees y tomaron ventaja de 2-0 en la SCLA

Jose Altuve anotó desde primera base gracias al doblete de Carlos Correa en la novena entrada
Jose Altuve anotó desde primera base gracias al doblete de Carlos Correa en la novena entrada

HOUSTON — José Altuve está dejando su huella en octubre con cada sólido batazo. Lo mismo sucede con cada lanzamiento de Justin Verlander, sin importar la entrada o el marcador.

El jugador con más tiempo en los Astros y su más reciente lanzador estrella han sido, hasta ahora, un par sin comparación en esta postemporada.

Cobertura completa del juego 

El venezolano Altuve anotó desde primera base gracias al doblete de Carlos Correa en la novena entrada, Verlander ponchó a 13 y lanzó la ruta entera y los Astros de Houston vencieron el sábado 2-1 a los Yankees de Nueva York para tomar ventaja de 2-0 en la Serie de Campeonato de la Liga Americana.

El puertorriqueño Correa también pegó cuadrangular, pero Houston necesitó de la velocidad de Altuve para darle el triunfo a Verlander. El aspirante al premio de Jugador Más Valioso de la Liga Americana conectó sencillo con un out en el noveno inning en contra del cerrador cubano Aroldis Chapman, y después aceleró desde la inicial tras el batazo de Correa a jardín derecho, llegando al plato después de que el receptor dominicano Gary Sánchez no pudo controlar el disparo al plato.

“Cuando lo vi correr, pensé ‘Oh, Dios'”, reconoció Correa. “Y luego, obviamente llegó primero”.

Altuve conectó dos imparables y batea de 23-13 (.565) en esta postemporada.

“Es increíble”, dijo Verlander. “El tipo lo hace todo”.

Verlander impuso una marca personal de ponches en postemporada
Verlander impuso una marca personal de ponches en postemporada

Verlander mejoró su marca a 8-0 en cinco aperturas de temporada regular y tres apariciones de playoffs con Houston desde que llegó en un canje con los Tigres el 31 de agosto. Obtuvo el triunfo en labor de relevo en el cuarto partido de la Serie Divisional contra Boston. Tiene efectividad de 2.04 y encabeza estos playoffs con 17 innings y dos tercios trabajados.

“Cuando decidí aceptar, estos son los momentos que uno imagina”, dijo Verlander sobre su canje. “No imaginas tener marca de 5-0 en temporada regular desde tu llegada, eso es muy bueno, pero no fue para lo que me trajeron. Me trajeron para ayudar a este equipo a ganar un campeonato”.

Verlander impuso una marca personal de ponches en postemporada y admitió cinco imparables para su segundo juego completo en playoffs. Realizó 124 lanzamientos, su mayor cifra de la campaña, y retiró a los “Baby Bombers” del Bronx, Aaron Judge, Sánchez y Greg Bird en el noveno episodio.

“Es un momento bien importante para nuestro equipo, pero nos llevó en su espalda”, dijo el manager A.J. Hinch sobre la actuación de Verlander.

Dallas Keuchel ganó el primer juego por los Astros — también con marcador de 2-1 — y junto a Verlander, los Astros cuentan con, tal vez, la mejor dupla de lanzadores en esta postemporada.

“Esa es una de las cosas más impresionantes que he visto en mi carrera profesional”, dijo Keuchel. “Por eso es que lo trajimos, por su pedigrí en postemporada”.

En la parte baja de la entrada, Judge recogió el batazo de Correa y tiró a la intermedia. El torpedero Didi Gregorius realizó el disparo de relevo, que llegó antes de que lo hiciera Altuve. Pero Sánchez no controló la esférica y el venezolano anotó la carrera del triunfo.

“Es una jugada que estoy acostumbrado a hacer”, dijo Sánchez. “Realmente creí que tenía una oportunidad de hacer esa jugada. Desafortunadamente dejé caer la pelota y no pude hacer la jugada”.

Los Astros se colocaron por primera vez con ventaja de 2-0 en una Serie de Campeonato en frente de una multitud de 43.193 espectadores, entre los que estaban los astros de los Rockets de Houston James Harden, Chris Paul y Trevor Ariza. Minute Maid Park estuvo vibrante todo el partido y los aficionados ovacionaron cuando el manager A.J. Hinch envió de regreso a la loma a Verlander en la novena entrada.

“No había necesidad de decir nada”, dijo Verlander. “Era mi juego para perderlo o ganarlo”.

Por los Astros, los puertorriqueños Carlos Correa de 3-2 con dos producidas y una anotada; Carlos Beltrán de 3-0. Los venezolanos José Altuve de 4-2 con una anotada; Marwin González de 3-0. El cubano Yulieski Gurriel de 2-1.

Por los Yankees, los dominicanos Stalin Castro de 3-1; Gary Sánchez de 4-0.

Gurriel, Correa respaldan a Keuchel y Astros ganan Juego 1 de la SCLA

Dallas Keuchel dominó de nuevo a los Yanquis al ponchar a 10 bateadores en siete entradas en blanco
Dallas Keuchel dominó de nuevo a los Yanquis al ponchar a 10 bateadores en siete entradas en blanco

HOUSTON -Dallas Keuchel dominó de nuevo a los Yanquis al ponchar a 10 bateadores en siete entradas en blanco, el venezolano José Altuve pegó tres imparables y los Astros de Houston vencieron el viernes 2-1 a Nueva York para tomar ventaja de 1-0 en la serie de campeonato de la Liga Americana.

Keuchel registró una efectividad de 1.24 en aperturas ante los Yanquis en la temporada regular y seis innings sin permitir carrera en el duelo de comodines de la Americana en 2015 contra Nueva York.

Cobertura completa del juego

El zurdo otorgó cuatro hits –todos sencillos– y un pasaporte para sumarse a Nolan Ryan y Mike Scott como los únicos pitchers de los Astros en recetar al menos 10 ponches en un juego de postemporada. Keuchel mejoró su efectividad en playoffs a 0.70 en cuatro aperturas.

El puertorriqueño Carlos Correa  y el cubano Yuli Gurriel remolcaron carrera con sencillos en el cuarto episodio frente al japonés Masahiro Tanaka. quien cargó con la derrota de los Yanquis.

En una clave jugada defensiva, el jardinero izquierdo venezolano Marwin González puso fuera a Greg Bird en el plato luego de un sencillo de Aaron Judge en la quinta entrada.

Bird luego pegó un cuadrangular ante Ken Giles con dos outs en el noveno inning, y el cerrador ponchó al emergente Jacoby Ellsbury. Giles escapó ileso de un apuro en la octava al ponchar a Didi Gregorius.

Ante el coro de “MVP” de los aficionados cada vez que llegaba al plato, Altuve aportó tres imparables y con 11 sumó la mayor cantidad en los primeros cinco juegos de postemporada de un equipo desde que lo hiciera Ichiro Suzuki con Seattle en 2001.

Por los Astros, los venezolanos Altuve de 4-3 con una anotada, y González de 3-0. Los puertorriqueños Correa de 4-1 con anotada e impulsada, y Carlos Beltrán de 3-0. El cubano Gurriel de 3-1 con una remolcada.

Por los Yanquis, los dominicanos Gary Sánchez de 3-0, y Stalin Castro, de 4-1.

tomado de las mayores.com

Los Astros contra los Yanquis ¡final inesperada!

Los Indios de Cleveland, inmensos favoritos, fueron eliminados al caer en tres juegos consecutivos, después de ir en ventaja 2-0. Los Medias Rojas de Boston fueron derrotados en su serie frente a los Astros.

por Antonio Andraus Burgos

Screen Shot 2017-10-12 at 9.39.09 PMAaron Judge no tuvo una serie divisional con buen bateo pero sí con muchos ponches. Pero Didi Gregorius, Aaron Hicks y Brett Gardner se las ingeniaron para hacerlo en los momentos oportunos, y los Yanquis de Nueva York desaparecieron, como por encanto, todos los pronósticos que tenían los Indios de Cleveland para ser los grandes finalistas de la Liga Americana en este 2017, defendiendo su título de monarca del circuito.

Todo se vino abajo cuando los errores y las carencias de algunas piezas claves en su alineación, empezaron a hacerle falta a la tribu de Cleveland que, tal como les sucedió hace un año, perdieron los partidos claves en su propio parque de pelota. El año pasado, los juegos sexto y séptimo de la Serie Mundial frente a los Cachorros de Chicago, y en esta ocasión, el quinto de la serie divisional frente a los Yanquis.

Los Indios no tuvieron en el campo a un guardabosques central titular, con Jason Kipnis improvisado para la posición en busca de mejor ofensiva, que finalmente no se dio; perdieron a Edwin Encarnación por una lesión, cuando apenas se iniciaba la serie; y afloraron los errores defensivos, algo que no estaba en los planes de nadie, cuando menos se esperaba.

Los Yanquis con esa manera de hacer sus juegos, luchando a brazo partido, out por out, carrera por carrera, desafiando a sus rivales, encontró el camino para cambiar lo que parecía una eliminación rápida en una lucha difícil, bien exigente y con cinco partidos sencillamente de infarto.

De todo un poco

De los 64 abanicados que compilaron los Yanquis, Judge y Gary Sánchez contabilizaron 26 — 16 de ellos del Novato del Año Aaron Judge, dos de los bateadores en donde había mucha confianza para sacar la ofensiva adelante; mientras que solo Aaron Hicks superó la barrera de los 300 en la serie, conectando 6 imparables en 19 turnos, para 316, el mejor de la novena con el uso del bate.

Colectivamente los Yanquis lograron ofensiva de 201 contra 171 de los Indios, en donde la Tribu de Cleveland vio como se silenciaban los bates del quisqueyano José Ramírez, 2 inatrapables en 20 turnos, sumando 7 ponches; su líder, el puertorriqueño Francisco Lindor, que con excepción del cuadrangular con las bases llenas en el segundo juego para reducir el tablero y luego ganar, fue dominado, hasta quedar en 2 incogibles en 18 turnos para 111 a la ofensiva y 6 abanicando la brisa; Jason Kipnis, con 4 indiscutibles en 22 turnos, para 182 de ofensiva y 8 ponches; y 7 turnos al bate del dominicano Edwin Encarnación sin despachar un solo inatrapable.

Si le sumamos a los Indios que su estelar lanzador Corey Kluber no pudo ganar ninguno de los dos compromisos en donde actuó, hay que concluir que la novena dirigida por Terry Francona se vino abajo, cuando nadie lo esperaba, especialmente a la defensiva, cometiendo la friolera de 9 pifias en 190 lances defensivos, para un raquítico promedio de 953 con el guante, 7 de ellos, en los partidos cuarto y quinto, pues nada tuvo que hacer la divisa de Cleveland frente a unos envalentonados Yanquis que, con ‘’nadaíto de perro’’ han llegado hasta la final de la liga, venciendo en el juego de ‘’vida o muerte’’ a los Mellizos de Minnesota y ahora, a los Indios en la Serie Divisional.

Los resultados

Los Yanquis perdieron el primer desafío 4-0, con gran trabajo del abridor indígena Trevor Bauer, en 6.2 actos, 2 imparables y 8 ponches; y cayeron en el segundo 9-8 en 13 espectaculares episodios, incluyendo la controversial jugada en donde Lonnie Chisenhall fue caminado a la primera base para llenar las almohadillas en el sexto capitulo, cuando la bola enviada por Chad Green jamás lo tropezó, y luego vino el jonrón con las almohadillas repletas de Francisco Lindor. Ambos se jugaron en el Progressive Field, de ClevelaQueda para la cita histórica que el estratega de los Yanquis, Joe Girardi, no retó la decisión del árbitro principal del juego en esa controvertida jugada, que ahora le ha dado al vuelta al mundo beisbolero.

En el tercero en Nueva York, los Yanquis triunfaron 1 carrera por 0, con el cuadrangular de Greg Bird frente a una oferta del cotizado relevista zurdo Andrew Miller en el cierre del séptimo, y con sensacional trabajo del japonés Masahiro Tanaka en 7 actos, con 3 imparables aceptados, 7 ponches propinados y 1 base por bolas entregada; y un relevo de 1.2 actos del cubano Aroldis Chapman. En el cuarto, triunfaron 7 a 3 también en Nueva York, con brillante faena del dominicano Luis Severino en 7 capítulos, permitiendo 4 indiscutibles, incluyendo 2 tablazos de circuito completo y 9 ponches, y 4 costosos errores defensivos de los Indios, con racimo de 4 rayitas al cierre del segundo frente al abridor y estelar Trevor Bauer, ventaja que les aseguró el triunfo en el resto de la ruta.

Y en el quinto y último de la serie divisional, jugado en Cleveland, los Yanquis triunfaron 5-2 con par de ‘’bambinazos’’ de Didi Gregorius ambos contra el astro Corey Kluber, y un metrallazo en la apertura del noveno de Brett Gardner que produjo las dos ultimas rayitas, para que los Yanquis viniendo de atrás con dos derrotas y cero triunfos, ganaran la divisional con tres victorias en línea, la última en la propia casa de la tribu de Cleveland.

Dominio de los Astros

Antes de iniciarse la Serie Divisional de los Astros de Houston contra los Medias Rojas de Boston, los pronósticos indicaban que los ‘’Pati-rojos’’ venderían cara su derrota y que podrían luchar hasta el quinto juego que estaba pactada la controversia, especialmente porque su bateo era incisivo y la novena mostraba signos de poder en todas sus líneas.

Lo que nadie tuvo en cuenta es que los Medias Rojas tendrían muy poca capacidad de juego ante la defección de su cuerpo de lanzadores, en donde Chris Sale fue el ‘’pañito de lágrimas’’, mientras que David Price tuvo que ir al trabajo como relevista, para que el club perdiera el norte desde la lomita de los sustos.

En cambio, el refuerzo derecho de los Tigres de Detroit, Justin Verlander, fue la gran figura para los Astros, ganando dos de los cuatro compromisos que jugaron, el primero, en calidad de abridor, y el segundo, en plan de relevista, para darle a Houston el boleto para la cita del título de la Liga Americana, que ahora disputará frente a los Yanquis de Nueva York, a partir de este viernes 13 por la noche.

Los Astros trituraron a los lanzadores de los Medias Rojas, bateándoles colectivamente para 333, 49 imparables en 147 turnos, incluyendo 8 cuadrangulares y 9 dobletes, lo máximo de la serie en la Liga Americana, y produciendo 24 carreras, la mejor marca de la postemporada, contra 285 de los Medias Rojas en su bateo, 39 inatajables en 137 turnos, para producir 18 carreras en los cuatro compromisos.

En el primer juego en Houston, los Astros triunfaron 8 carreras por 2; y en el segundo, también en el Minute Maid Park, la victoria fue igualmente con pizarra de 8 a 2; y en el tercero, jugado en el Fenway Park de Boston, la pizarra favoreció a los Medias Rojas 10 carrera por 3, pero en el cuarto, también efectuado en Boston, los Astros se impusieron 5 carreras por 4, para que los pupilos de A.J. Hinch por primera vez lleguen a la disputa del título de la Liga Americana, desde cuando hacen parte de la nómina del nuevo circuito.

Los Astros tuvieron en el venezolano José Altuve, su mejor hombre a la ofensiva, bateando para 533, 8 inatrapables en 15 turnos, incluyendo tres cuadrangulares en el primer juego; al cubano Yulieski Gurriel, 9 indiscutibles en 17 turnos, para 529 con el bate; George Springer, con 7 imparables en 17 turnos, para 412; Evan Gattis, 4 indiscutibles en 10 turnos, para 400; y Josh Reddick, 6 inatrapables en 16 turnos, para 375. Pero el mejor empujador fue el boricua Carlos Correa, quien despachó 4 incogibles en 17 turnos, para 235 de promedio, pero remolcó 6 carreras.

El mejor hombre con el bate de los Medias Rojas fue el bateador designado Hanley Ramírez, conectando 8 inatrapables en 14 turnos, para promedio de 571, quien entró desde el mismo primer compromiso, cuando le reapareció la lesión de su rodilla a Eduardo Núñez en su primer turno, ambos dominicanos, quien apareció en la nómina como el designado, en ese juego inaugural.

Luego le siguieron el receptor venezolano Sanyd León, con ofensiva de 500; el primera base Mitch Moreland, con 385; el formidable novato dominicano y tercera base Rafael Devers, con 364, incluyendo par de cuadrangulares, el mejor en esa tabla para la novena; y el reconocido guardabosques, Mookie Betts, con 313.

Frente a los Astros

La Serie por el Campeonato de la Liga Americana se inicia este viernes 13 de octubre por la noche en el Minute Mail Park de Houston, con el primer juego a partir de las 8 de la noche, hora del Este de los Estados Unidos. El sábado 14 será el segundo, en el mismo escenario.

El tercero el lunes 16, el cuarto el martes 17 y el quinto el miércoles 18 de octubre, este último, si es necesario, se jugarán en el ‘’Yankee Stadium’’ de Nueva York. Y si son necesarios los desafíos sexto y séptimo, se retornará a Houston luego del día de descanso el jueves 19, para jugarse viernes 20 y sábado 21 de la próxima semana.

El zurdo Dallas Keuchel será el abridor por los Astros, este viernes por la noche, indicó el capataz de la novena, A.J. Hinch, en tanto que Joe Girardi anunció al diestro japonés, Masahiro Tanaka, para hacerle frente al compromiso, rompiendo como era obvio pensar la rotación inicial que había previsto, al saltarla con el derecho Sony Gray, quien no fue afortunado en su primera aparición de la postemporada.

Si la lógica existiera, los Astros deben ganar la final del campeonato en cinco desafíos, es decir, ganar cuatro de los 7 compromisos previstos, en los cinco primeros partidos. Dos que se jugarán en Houston y los tres siguientes en Nueva York. Pero como en el béisbol hay que jugar y ganar los desafíos, digamos que la serie se puede prolongar a los siete partidos previstos, retornando para los dos juegos finales al Minute Maid de Houston.

Y si ello ocurre, cuidado que los Yanquis vuelven a hacer de las suyas y dar más sorpresas de las que ha ofrecido este año.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Joya de Strasburg obliga Juego 5 en la SDLN entre Nacionales y Cachorros

"Lo único que hice fue enfocarme en cada pitcheo y tratar de lanzar lo más que pudiera", dijo Strasburg.
“Lo único que hice fue enfocarme en cada pitcheo y tratar de lanzar lo más que pudiera”, dijo Strasburg.

CHICAGO-  Stephen Strasburg le dio a Washington todo lo que tenía, y eso fue más que suficiente.

Sin inmutarse por un malestar y los cuestionamientos sobre su temple, Stephen Strasburg lanzó siete herméticos innings, Michael A. Taylor despachó un grand slam en el octavo inning y los Nacionales de Washington derrotaron el miércoles 5-0 a los Cachorros de Chicago para que su serie divisional de la Liga Nacional se extendiera a un decisivo quinto juego.

Cobertura completa del Juego 

“Lo único que hice fue enfocarme en cada pitcheo y tratar de lanzar lo más que pudiera”, dijo Strasburg.

Los equipos empacaron de inmediato en el Wrigley Field para dirigirse a Washington para el quinto duelo el jueves en la noche. Kyle Hendricks abrirá por los Cachorros, luego de cubrir siete dominantes innings en la victoria 3-0 sobre Strasburg en el primer juego. Gio González sería el abridor por los Nacionales, con la latente posibilidad de traer a Max Scherzer como relevista.

“El que sea, solo espero que pueda lanzar como Stras lo hizo”, indicó el manager de los Nacionales Dusty Baker.

Y vaya que sí.

Strasburg se enfermó tras una magnífica actuación en el inicio de la serie el viernes, y los Nacionales habían previsto recurrir a Tanner Roark en el montículo, luego que una persistente lluvia forzó la posposición del cuarto juego el martes. La situación precipitó una ráfaga de comentarios y críticos sobre si el as tiene el talante para lanzar en momentos de gran exigencia.

Pero Strasburg se sintió mejor cuando se levantó el miércoles y le dijo a Baker que quería lanzar en un partido en el que Washington se jugaba sus últimas cartas.

Eso era todo lo que el piloto necesitaba escuchar.

“Su enfoque y determinación era visible en su mirada … cuando entró a la oficina y conversamos”, relató Baker. “Ustedes lo conocen, no es alguien de muchas palabras, pero las palabras que expresó nos dieron cada señal que iba a estar listo”.

Imponente en medio de una tarde de neblina en el vetusto estadio, Strasburg recetó 12 ponches y permitió tres hits, con dos boletos, para su primera victoria de postemporada. También mereció ganar en el primer juego, en el que toleró tres hits y ponchó a 10 en siete innings, pero un par de carreras sucias le hicieron cargar con la derrota.

“Mi forma de pensar es cada juego en el que me toca lanzar es el más importante”, indicó Strasburg. “Esa fue mi actitud para el cuarto juego, y ahora tenemos una oportunidad en el quinto”.

Esta vez, otro costoso error para Chicago trajo la primera carrera de Washington, y Taylor amplió la diferencia con su jonrón con las bases llenas ante Wade Davis.

Chicago desperdició una valiente actuación de JAke Arrieta  y un sólido relevo de Jon Lester,  el abridor del segundo partido, al sufrir su primera derrota en casa en los playoffs desde el cuarto partido de la Serie Mundial el año pasado.Kris Briant, el Jugador Más Valioso de la liga en 2016, se ponchó cuatro veces, y los reinantes campeones de la Serie Mundial se fueron de 6-0 con corredores en posición de anotar.

“Tenemos que mejor un poco al bate mañana”, afirmó el manager de los Cachorros Joe Maddon. ??Ellos han actuado muy bien. Nosotros hemos estados realmente bien. Fue un grand slam. Caso contrario, fue un juego para cualquiera”.

Arrieta concedió cinco boletos en cuatro innings en su retorno de una lesión muscular, pero limitó a Washington a una carrera sucia y dos hits. Lester mantuvo en el juego a los Cachorros hasta el octavo, sorprendiendo a Ryan Zimmerman en primera, siendo relevado luego del sencillo de Daniel Murphy con dos outs.

Pero el bullpen de Chicago se derritió.Carl Edwards Jr. expidió dos boletos seguidos y lanzó una bola mala a Taylor antes de ser reemplazado por Davis. Taylor procedió a conectar un lanzamiento en cuenta de 1-1, depositando la bola en la canasta colgada sobre el muro del bosque derecho, para su primer jonrón en los playoffs.

Ryan Madson se encargó del octavo y Sean Doolittle completó la faena de tres hits, otorgándole a los campeones de la División Este una nueva oportunidad para redimirse tras años de angustia en los playoffs.

Washington alcanzó los playoffs en 2012, 2014 y 2016, cayendo en la primera ronda en cada instancia, con derrotas en el quinto partido ante San Luis en 2012 y contra Los Ángeles el año pasado.

Los Nacionales se adelantaron en el tercero al aprovechar un error de Chicago por segundo juego seguido.Trea Turner bateó un doblete con un out para su primer hit de la serie, y avanzó con un lanzamiento descontrolado. Jayson Werth se ponchó viéndola pasar antes que Arrieta diera un boleto Bryce Harper, para colocar a corredores en las esquinas.

Ryan Zimmerman vina a batear y respondió con un lento rodado al campocorto. Addison Russell atacó la bola, pero no pudo fildearla. Fue el sexto erro de Chicago en la serie, y el relevista Brian Duensing cometió otro con un mal tiro en el noveno.

Por los Cachorros, el venezolano Wilson Contrera de 4-1. El puertorriqueño Javier Báez de 3-0.

tomado de las mayores.com

Jonrones de Didi y pitcheo impulsan a Yankees a la SCLA

CLEVELAND —

Didi Gregorious, pegó dos jonrones frente a Corey Kluber
Didi Gregorious, pegó dos jonrones frente a Corey Kluber

y los Yankees de Nueva York superaron el miércoles 5-2 a los Indios de Cleveland en el quinto partido de la serie divisional, con lo cual completaron su repunte tras haber ido perdiendo 2-0 y destronaron a los campeones de la Liga Americana.

Estos Yankees resistentes ante la adversidad evitaron ser eliminados por cuarta ocasión en esta postemporada y avanzaron para enfrentar a los Astros de Houston en la serie por el campeonato de la Americana que arrancará el viernes en el estadio Minute Maid.

tomado las mayores.com

Luis Severino se reivindicó y mostró madurez en el Juego 4

Luis Severino tomó dominio de la Tribu, foto: Cesar Rivera
Luis Severino tomó dominio de la Tribu para guiar a los Yankees a un empate a dos Juegos, foto: Cesar Rivera

NUEVA YORK – Hace apenas unos días,Luis Severino fue abucheado en el Yankee Stadium durante el Juego del Comodín de la Liga Americana ante los Mellizos, partido que abandonó en el primer inning tras haber permitido tres carreras y retirado a un solo bateador. Fue una actuación poco característica de parte del dominicano, quien fue el mejor abridor de los Yankees en la temporada regular y por eso fue señalado para el juego de muerte súbita.

Afortunadamente para Severino, los Yankees remontaron para vencer a Minnesota y avanzar a la Serie Divisional de la Liga Americana contra los Indios. Tras perder los primeros dos compromisos en Cleveland, los Bombarderos ganaron el domingo para obligar un Juego 4 y darle otra oportunidad al joven serpentinero.

Esta vez, en lugar de abucheos, en el Bronx se escuchó un coro de “SE-VE-RI-NO”.

Y es que el oriundo de Sabana del Mar trabajó siete entradas el lunes, en las que toleró tres carreras, ponchó a nueve bateadores y otorgó solamente un boleto para ayudar a los Yankees a vencer 8-3 a los Indios en el Juego 4 de la SDLA. Gracias a su esfuerzo, la serie se traslada a Cleveland para un quinto partido decisivo el miércoles.

“Me sentí muy bien”, dijo Severino acerca de su actuación ante la Tribu. “La localización de mis pitcheos estuvo muy buena. Creo que esa fue la diferencia principal”.

El manager de los Yankees, Joe Girardi, elogió el aplomo que demostró el quisqueyano de 23 años de edad.

“Le dije después del juego que maduró mucho hoy”, dijo Girardi. “Comenzó a cansarse después del sexto inning, y fue contra la parte de la alineación que le había dado problema, pero pudo tirar una entrada más, que fue muy importante para nuestro bullpen. Para mí, eso es madurar”.

Una de las claves para Severino en el Juego 4 fue dominar las emociones que lo traicionaron ante Minnesota. En ese sentido, el quisqueyano les pidió ayuda a dos de sus compañeros de equipo y compatriotas, el receptor Gary Sánchez y el segunda base Starlin Castro.

“Hablé con Gary y le dije, ‘Si tú me ves un poco inquieto, habla conmigo. Ve hablar conmigo'”, contó Severino. “Igual con Castro. Eso fue lo que me ayudó mucho”.

“Creo que pudo relajarse mucho más”, agrego Girardi. “Pudo controlar su adrenalina. Creo que la primera recta que tiró ante Minnesota fue de 100 [millas por hora]. [El lunes] la primera estuvo quizás como en 96 [mph]. Pudo serenarse y hacer sus pitcheos, en lugar de depender de poder”.

tomado Las Mayores.

Astros caen en el Juego 3 tras fallos de Peacock y el bullpen

Rafael Devers conectó un jonrón crucial para que los Medias Rojas de Boston aplastaran el domingo 10-3 a los Astros de Houston. foto: Cesar Rivera
Rafael Devers conectó un jonrón crucial para que los Medias Rojas de Boston aplastaran el domingo 10-3 a los Astros de Houston. foto: Cesar Rivera

BOSTON — Hanley Ramírez aportó cuatro imparables y Rafael Devers conectó un jonrón crucial para que los Medias Rojas de Boston aplastaran el domingo 10-3 a los Astros de Houston, con lo que evitaron la barrida en la serie divisional de la Liga Americana.

David Price no toleró carrera en cuatro innings como relevista, luego que otro abridor de Boston naufragó en la serie.

Cobertura completa del juego

Después de que los Medias Rojas perdieron los dos primeros encuentros, Ramírez arengó a la multitud en el Fenway Park, al agitar una bandera con el mensaje “Crean en Boston”, durante la presentación de los peloteros, previa al tercer partido.

Y el dominicano dio también un mensaje de aliento con sus imparables y con tres carreras impulsadas. Así, los Medias Rojas cortaron una racha de cinco derrotas consecutivas en playoffs.

El cuarto juego está previsto para el lunes en Boston. El derecho Charlie Morton abriría por Houston, enfrentando al último ganador del trofeo Cy Young de la Americana, Rick Porcello.

Por los Astros, los venezolanos José Altuve de 4-3, Marwin González de 4-1. Los puertorriqueños Carlos Correa de 5-1 con una anotada y dos impulsadas, Carlos Beltrán de 3-0. El cubano Yuli Gurriel de 4-4.

Por los Medias Rojas, los dominicanos Ramírez de 4-4 con dos anotadas y tres producidas, Devers de 3-2 con dos anotadas y tres impulsadas. El venezolano Sandy León de 4-2 con una empujada.

tomado de Las Mayores.com

Yankees siguen vivos con triunfo en tercer juego de la Serie Divisional

Jonrón de Bird, robo de cuadrangular por Judge, sólida apertura de Tanaka y gran labor de Chapman da triunfo a Los ‘Mulos’ de El Bronx sobre los Indios

por Nube Urgile

El abridor japonés Masahiro Tanaka, quien estuvo brillante durante siete entradas, foto: Cesar Rivera
El abridor japonés Masahiro Tanaka, quien estuvo brillante durante siete entradas, foto: Cesar Rivera

NUEVA YORK — “Todavía tenemos oportunidad. Tenemos que seguir jugando”,  dijo Greg Bird, el autor de la carrera del triunfo de los Yankees sobre los Indios de Cleveland en el tercer juego de su Serie Divisional de la Liga Americana, disputado la noche del domingo ante un lleno total en Yankee Stadium.

El jonrón solitario de Bird en el séptimo inning ante el relevista Andrew Miller –quien fue canjeado por los Yankees a Cleveland en el verano de 2016– fue la carrera del triunfo de la novena de El Bronx, que todavía va abajo 1-2 en la Serie al mejor de cinco, que continúa este lunes (7:00 p.m. ET).
Hay que destacar la gran labor del abridor japonés Masahiro Tanaka, quien estuvo brillante durante siete entradas, que calificó como el triunfo más importante de su carrera en Grandes Ligas.
“Yo vine aquí para lanzar en ese tipo de juegos y poder ayudar al equipo a ganar en esa clase de juegos”, manifestó Tanaka a través de un intérprete.
Tanaka maniató a la potente ofensiva de la Tribu, permitiendo apenas tres incogibles, caminó a un bateador y ponchó a siete, en siete entradas, con 92 lanzamientos.
Pero su contraparte, el venezolano Carlos Carrasco también entregó a los Indios una apertura sólida, cediendo tres hits, dio tres pases libres y abanicó a siete en 5.2 entradas de labor, en su primera apertura de postemporada.
En el sexto inning Aaron Judge demostró que no sólo es bueno conectando jonrones, sino que también es bueno defensivamente. Aprovechando su alta estatura (6 pies 7 pulgadas), el jardinero derecho de los Yankees se robó un jonrón del campo corto puertorriqueño Francisco Lindor, con un hombre en base, evitando que los Indios tomaran la ventaja.
“Afortunadamente pude atrapar la pelota”, dijo Judge, quien prácticamente salvó la temporada de los Yankees. 
Y la noche fue coronada con los cinco outs sacados por el taponero cubano Aroldis Chapman, dando un día más de vida a los Yankees en los playoffs.
El diestro dominicano Luis Severino subirá al montículo por los Yankees, quien buscará reivindicarse de su floja salida en el juego de comodines y forzar el decisivo quinto juego, programado para el jueves en Cleveland.
Los Indios entregarán la pelota al derecho Trevor Bauer, el abridor del primer juego de la serie el jueves, por lo que lanzará en tres días de descanso.

¡Llega la postemporada de la Nacional!

Los Cachorros de Chicago contra los Nacionales de Washington, y los Cascabeles de Arizona frente a los Dodgers de Los Ángeles, disputarán las series divisionales de la Liga Nacional.

Por Antonio Andraus Burgos

 Screen Shot 2017-10-05 at 11.40.35 PM¡Por eso, y nada más que por eso!, es que muchos prefieren el béisbol de la Liga Nacional que el de la Liga Americana.

 En otras palabras, simplemente, desechan al bateador designado para ver en acción con el bate a los lanzadores de ambas novenas. Por eso prefieren el béisbol del Viejo Circuito contra el que se juega, bajo las normas modernas, en el Joven Circuito con bateador designado.

 ¿Vieron ustedes el triple de Archie Bradley, el relevista de los Cascabeles de Arizona, contra los Rockies de Colorado, para producir dos valiosas carreras al cierre del séptimo episodio?

 Ése fue un partido lleno de alternativas, emocionante de principio a fin, con batazos de todos los calibres, ¡incluyendo cuatro triples!, uno de los batazos más difíciles de conseguir en el juego, y la fiesta del béisbol ahora continúa con la Liga Nacional y sus series divisionales, cuando los Cascabeles superaron 11 carreras por 8 a los Rockies de Colorado, en un espectáculo de muchos quilates para la Gran Carpa, para capturar el pasaporte de la postemporada, en este juego de ‘’vida o muerte’’ que se jugó en Arizona.

 La victoria conduce a los Cascabeles a la serie divisional contra los favoritos del circuito, los Dodgers de Los Ángeles, en lo que ya se bautiza como los clásicos del Oeste en la Liga Nacional; mientras que la otra ruta de juegos por la divisional de esta liga, estará a cargo de los Cachorros de Chicago, novena que por tercer año consecutivo llega a la postemporada igualando el registro de ese mismo club entre 1906-1908, frente a los Nacionales de Washington.

 Las dos series divisionales, nos llevará a la ronda del campeonato por el titulo de la Nacional con los ganadores de tres de los cinco desafíos previstos en cada ronda, iniciándose en Los Ángeles y Washington, los dos primeros compromisos de cada llave desde este viernes; siguiendo en Arizona y Chicago, los dos siguientes, y si es necesario el quinto juego de cada serie, volverán a Los Ángeles y Washington, respectivamente.

 De alternativas

 La ventaja tempranera de los Cascabeles de 6-0 en el tablero en los tres primeros episodios completos, con Zach Greinke en la loma de los sustos, le daba a los Cascabeles, y a su afición que ocupó todas las sillas disponibles de su parque de pelota — las 48.803 del Chase Field —, la aparente tranquilidad de estar camino una fácil victoria.

 Pero las cosas no fueron tan fáciles como parecían. En más de una ocasión, los Rockies estuvieron a punto de ‘’pisar’’ y ‘’triturar’’ a los Cascabeles, pero estos se escabulleron para salirse con las suyas y estar en la fase de postemporada al triunfar en este choque de ‘’infarto’’.

 Hubo de todo en el juego. Sencillos, dobletes, triples y cuadrangulares. Se sumaron 30 indiscutibles, 17 de los ganadores y 13 de los perdedores, incluyendo cuatro triples, todos de los Cascabeles (dos del dominicano Ketel Marte, quien estuvo sensacional; otro del lanzador relevista Archie Bradley y uno más de A.J. Pollock), y cuatro ‘’bambinazos’’, dos de los Cascabeles (en los bates de Paul Goldschmidt y Daniel Descalso) y dos de los Rockies (con tablazos de Nolan Arenado y Tremor Story).

 Greinke estuvo bien en los tres primeros actos, pero después, sus serpentinas fueron descifradas por la artillería de Colorado, para vapulearlo y expulsarlo de la lomita sin poder colgar el tercer out en la cuarta entrada.

 Y la victoria de los Cascabeles se selló cuando al cierre del octavo fabricaron tres carreras, dos de ellas, frente al relevista estelar de los Rockies, Greg Holland.

 Cachorros y Nacionales

 Los actuales campeones de la Serie Mundial, llegan a la postemporada para defender su título de monarcas de la Liga Nacional y titulares del Clásico de Otoño, enfrentándose a los Nacionales Washington, el club que dirigido por Dusty Baker espera, por fin, llegar a la instancia grande del Viejo Circuito, como lo es, por lo menos, disputar la corona de la liga.

 No le quedará nada fácil. Y lo advertimos. Los Cachorros con todo lo tambaleante que estuvieron durante la temporada regular, en una titánica lucha de principio a fin, va a ser ‘’un hueso duro de roer’’ en esta ronda de la postemporada.

 Joe Maddon anunció su rotación para la serie divisional, abriendo el viernes en Washington con el derecho Kyle Hendricks, en el segundo juego llevará a la loma al zurdo Jon Lester; y para el tercer partido, el primero que se jugará en Chicago el lunes venidero, utilizará al también zurdo, el colombiano José Quintana.

 Los Cachorros tienen su cuento. Pareciera que no, pero sí. Juegan buen béisbol. Explotan cuando nadie lo espera. Destruyen a los lanzadores rivales con sus batazos de todos los calibres. Y se tienen mucha confianza. Eso los hace rivales muy complicados, con Anthony Rizzo, Ben Zobrist, el boricua Javier Báez, Adisson Russell, el venezolano Wilson Contreras, Krist Bryan, Jason Heyward y Kyle Schwarber, entre otros.

 Los Nacionales cuentan con margen para esperar lo mejor en esta divisional frente a los Cachorros, pero todo dependerá de la fortaleza de su cuerpo de lanzadores, que encabezará este viernes en Washington su astro Stephen Strasburg, quien con 15 triunfos y 4 derrotas, y 2.52 carreras limpias por juego, esperan salir con ventaja en la carrera por el título de la liga.

 Baker por cierto, decidirá hasta última hora la rotación de los lanzadores de los juegos dos, en Washington, y tres, en Chicago, dependiendo básicamente de que en las próximas horas Max Scherzer se recupere y lo lleve a la lomita en el segundo, o tenga que utilizar al zurdo Gio González, para dejar a Scherzer para el tercer desafío que se jugará en la Ciudad de los Vientos, el próximo lunes.

 Bryce Harper, Jayson Werth, Ryan Zimmerman, Anthony Rendón y Daniel Murphy, entre otros, pueden hacer la diferencia a la ofensiva frente a los Cachorros que, como bien se ha dicho, vienen a defender todo lo que conquistó el pasado año.

 Los favoritos Dodgers

 Los pupilos de Dave Roberts tienen los pronósticos a su favor en esta oportunidad, para por lo menos, llegar a la disputa de la corona de la Liga Nacional.

 Muchos dicen, y con cierta razón, que si no es este año, entonces ¿cuándo?, refiriéndose a que los Dodgers muestran gran poder en las temporadas regulares pero se amilanan en la contienda de las postemporadas.

 Fue el mejor club en las Grandes Ligas en este 2017, compilando 104 victorias contra 58 derrotas; el mejor en dominio contra sus rivales a la ofensiva, apenas aceptándoles 228 de promedio con el uso del bate; número uno en efectividad del circuito, como 3.38 carreras limpias por juego; el quinto con menos jonrones permitidos en la campaña de su liga, con 184 y el cuarto con cuadrangulares conectados, con 221. En otras palabras, lo tiene todo para triunfar y llegar a la Serie Mundial.

 Sin embargo, frente a los Cascabeles de Arizona, sus rivales de turno en la serie divisional, la tropa de Roberts sabe que en esta clase de eventos, cualquier cosa se puede dar y en una serie de apenas cinco juegos, con tres triunfos para pasar a la ronda del campeonato, las cosas se hacen bien o se hacen bien, no hay otra fórmula.

 El astro zurdo Clayton Kershaw, con 18 ganados y 4 perdidos, y 2.31 en carreras limpias, perseguido por una mala suerte en la postemporada, abrirá el juego del viernes en su casa, en el primer compromiso frente a los Cascabeles, intentando que su novena tome la ventaja en la serie; Rich Hill, con 12-8 y 3.32, lo hará en el segundo, también en Los Ángeles; y el japonés refuerzo de la novena, Yu Darvish, con 10-12 y 3.86, en la temporada combinada con los vigilantes de Texas y los Dodgers, lo haría en el tercero, éste último, a jugarse en Arizona.

 Los Dodgers no van a contar con el mexicano Adrián González en la primera base, que será sustituido por el formidable novato Cody Bellinger, y con él, Corey Seager, los cubanos Yasiel Puig y Yasmani Grandal; Justin Turner, Andre Ethier, Jon Pederson, y el refuerzo obtenido de los Mets, Curtis Granderson.

 Y de los Cascabeles, que acabamos de ver actuar, todo se puede esperar. Están con las ‘’pilas recargadas’’ luego de su victoria frente a los Rockies, y encaminados a llegar a la disputa de la corona de la liga, superando a los Dodgers en esta serie divisional, como lo hicieron en la temporada regular, con 11 victorias y 8 derrotas.

 El derecho Taijan Walker, con registro de 9 ganados y 9 perdidos, y 3.49 de efectividad, será el abridor frente a los Dodgers, anunció el capataz de Arizona, Torey Lovullo, para el primer juego de la serie en Los Ángeles.

 Todo está listo para el suculento menú de la postemporada en la Liga Nacional, y creemos que los Cachorros y los Dodgers, por todo lo que tienen y muestran sobre el terreno de juego, son los llamados a discutir la corona del Viejo Circuito.