Derek Jeter honrado por los Yankees

Por Nube Urgiles
Jeter y familia frente a la placa que se le otorgó  en Monument Park, foto: Cesar Rivera
Jeter y familia frente a la placa que se le otorgó en Monument Park, foto: Cesar Rivera

NUEVA YORK — Derek Jeter ya tenía un lugar especial en el corazón de

los fanáticos de los Yankees. Este domingo, el equipo lo honró
retirando el No. 2 que usó durante los 20 años de su carrera.
Además, le otorgó su placa en Monument Park y le entregó un anillo de
oro blanco y diamantes.
En los años pasados, la organización más ganadora de Grandes Ligas,
con 27 títulos de Serie Mundial, ya exaltó a los otros cuatro pilares
que ayudaron a ganar cuatro “Clásico de Otoño”: Mariano Rivera, Jorge
Posada, Bernie Williams y Andy Pettitte, todos ellos salidos de las
ligas menores del equipo y quienes se encontraban en el estadio para
honrar a su capitán, junto a otros compañeros, managers y personas que
tuvieron que ver con la llegada de Jeter a la “gran carpa”.
Con un estadio repleto, comenzó la llamada “Noche de Derek Jeter”,
antes del segundo juego de la doble cartelera entre Yankees y Astros.
Los acostumbrados gritos de “De-rek Je-ter, De-rek Je-ter” resonaban
en el estadio de El Bronx.
Derek después de un corto discurso saluda a todos su fans. foto: Cesar Rivera
Derek después de un corto discurso saluda a todos su fans. foto: Cesar Rivera

Como siempre, el ídolo correspondió al cariño de los fans con un

discurso sencillo pero elocuente.
El capitán dijo que no hay una persona o un deportista que haya jugado
o esté jugando actualmente con quien intercambiaría lugares. “Y la
razón por lo que digo eso es porque tuve la oportunidad de jugar para
una organización de primera clase y frente a los más grandes
aficionados en la historia del deporte”, manifestó ante delirio de los
aficionados.
Jeter destacó lo agradecido que se siente de haber jugado 20 años en
Nueva York. “Aprendí que el tiempo vuela, los recuerdos desvanecen,
pero la familia es para siempre y yo estaré eternamente agradecido de
haber sido parte de la familia de los Yankees. No hay forma de
agradecerles lo suficiente. Muchas gracias”, dijo.
En las dos décadas jugando por los Yankees, Jeter fue nombrado el 13er
capitán de la organización por el “Boss” George Steinbrenner en 2003.
Ayudó a los “Bombarderos” de El Bronx a ganar cinco campeonatos de
Serie Mundial; es el líder del equipo en hits (3,465), juegos
disputados (2,747), turnos al bate (11,195), dobles (544) y bases
robadas (358).
Esos y otros datos de la carrera de Jeter constan en la placa de
Monument Park, que en adelante lucirá junto a las de otras leyendas de
la organización.
Ningún otro Yankee volverá a usar el No. 2 en su espalda.