No hubo venganza y los Giants ganan la Super Bowl

Al igual que hace cuatro años, los Giants rompieron el sueño de los Patriots. Tras un final trepidante, los de Nueva York se hicieron con el triunfo y su cuarta Super Bowl.

INDIANAPOLIS — Eli Manning y los New York Giants volvieron a quedar por encima de Tom Brady y los New England Patriots, remontando con una anotación de último minuto para vencer por marcador de 21-17 este domingo por la noche, consiguiendo su cuarto título de Super Bowl.

Fue una repetición del Super Bowl XLII, cuando Manning guió a New York por encima de New England para arruinar la temporada hasta entonces perfecta de los Patriots.

Fue el primer Super Bowl con dos mariscales de campo titulares que previamente habían sido nombrados JMV del partido por el título, y se tomaron turnos luciendo brillantes. Manning se convirtió en el primer mariscal de campo en abrir un Super Bowl con nueve pases completos consecutivos. Más tarde, Brady armó una racha de 16 pases completos al hilo, rompiendo otra marca de Super Bowl.

Pero al final, fue Manning quien dirigió una serie de nueve jugadas y 88 yardas que dejó arriba de modo definitivo a New York para obtener en Trofeo Vince Lombardi.

Ahmad Bradshaw culminó la serie del triunfo con acarreo de 6 yardas por el medio. Quería detenerse en la yarda 1, pero cayó de espaldas a las diagonales.

Menos de un minuto después, todo se redujo a la jugada final, cuando el largo pase de Brady a la zona de anotación cayó incompleto entre una muchedumbre de jugadores.

New England tuvo posesión del ovoide solamente por una jugada en los primeros 11 minutos y medio, y esa jugada fue un desastre: una extraña mala decisión por parte de Brady. Después de que el despeje de Steve Weatherford fuera colocado en la yarda 6 de New England, Brady retrocedió para lanzar en su propia zona de anotación, con algo de tiempo. Con todo mundo cubierto, y el ala defensiva de los Giants, Justin Tuck, finalmente liberándose de su bloqueador para presionar, Brady lanzó el ovoide campo abajo mientras seguí en el bolsillo.

¿El único problema? Ningún receptor de los Patriots estaba cerca del envío. Los Giants se anotaron un safety por el pase ilegalmente lanzado de Brady desde las diagonales.

Manning, mientras tanto, no podría haber estado más acertado desde el principio, conectando con seis receptores en el primer periodo, completando sus primeros nueve pases, e imponiendo una marca de Super Bowl. También fue auxiliado por Bradshaw, quien nunca lució como un corredor lesionado del pie. Bradshaw consiguió una escapada de 24 yardas, y New England cometió otro error crítico al meter a 12 jugadores sobre el campo en una tercera oportunidad y 3 por avanzar en la que los Giants habían perdido el ovoide.

En lugar de so, New York obtuvo un primer intento en la yarda 6, y dos jugadas más tarde, Victor Cruz superó a James Ihedigbo en una ruta diagonal para poner el marcador 9-0, y dando pie a la celebración del baile de salsa de Cruz.

El primer pase incompleto de Manning no llegó hasta faltando 1:19 en el segundo periodo.

En ese momento, el marcador mostraba 9-3 después de un gol de campo de 29 yardas de Stephen Gostkowski., Los Patriots llegaron hasta la yarda 11 de los Giants, pero el ala defensiva All-Pro, Jason Pierre-Paul, bloqueó un pase de tercera oportunidad.

Poco tiempo más tarde, cuando los Patriots tuvieron un tres y fuera y Pierre-Paul desvió otro pase, Belichick y el coordinador ofensivo Bill O’Brien se enfrascaron en una corta discusión. Luego O’Brien, próximo a tomar las riendas como entrenador en jefe de Penn State, se acercó a Brady para charlar.

El discurso debió haber ayudado. En la serie final de la primera mitad, Brady lució excelente. Comenzando desde su yarda 4, e ignorando la última vez que los Patriots comenzaron una serie bajo la sombra de sus propios postes, volvió a ser el Brady de antes.

Con la temida presión de mariscales de New York desaparecida, Brady completó 10 de 10 envíos para 98 yardas, culminando una serie que incluyó un par de penalidades de los Patriots con la recepción anotadora de 4 yardas de Woodhead con 8 segundos por jugar en el primer medio. Hernandez y Woodhead se despacharon con cuatro atrapadas en esa serie, que sorpresivamente puso a New England arriba en el marcador pese a ser superados por buena parte de los primeros 30 minutos.

Brady siguió disparando –y conectando– en el tercer periodo, con cinco pases más. Los Giants no se acercaron al pasador estelar. Culminó una serie de 79 yardas para abrir el segundo medio con una anotación de 12 yardas para Hernandez, pero el juego volvió a dar la vuelta.

Goles de campo consecutivos por Lawrence Tynes de 38 y 33 yardas acercaron a New York hasta el 17-15. Brady luego lanzó largo para su ala cerrada Rob Gronkowski tras quitarse de encima a dos defensivos, pero su pase quedó corto y el apoyador Chase Blackburn interceptó el ovoide al inicio del cuarto periodo.

Aunque los Giants se volvieron a meter en territorio de New England, como habían hecho en todas las series hasta ese punto, la marcha se tambaleó y despejaron.