Zelaya y Fernández piden revisar sanciones a golpistas

Manuel Zelaya y Leonel Fernández.

EFE: El ex presidente de Honduras Manuel Zelaya y el mandatario dominicano, Leonel Fernández, abogaron hoy por una reforma a la Carta Democrática Interamericana, tras arribar a la República Dominicana procedentes del país centroamericano.

En una rueda de prensa conjunta en la base aérea de San Isidro, al este de Santo Domingo, en la que aterrizaron poco después de las 20.00 hora local (00.00 GMT), Fernández destacó la necesidad de revisar las sanciones a los regímenes golpistas contempladas en la Carta Democrática.

Dicho documento solo establece la suspensión del país de la Organización de Estados Americanos (OEA) en el caso de golpes de Estado como el perpetrado contra Zelaya el 28 de junio pasado, dijo Fernández, quien estimó conveniente reforzar el poder coercitivo de esa norma.

Zelaya, quien llegó a Santo Domingo acompañado de su esposa Xiomara Castro y su hija Hortensia, secundó esta propuesta y dijo que la Carta Democrática Interamericana, aprobada en 2001, “necesita un nuevo capítulo”.

Este aspecto deberá ser estudiado por los presidentes y cancilleres de la región, así como por el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, afirmó.

Zelaya, quien salió de su país gracias a un salvoconducto otorgado por Porfirio Lobo, consideró que el nuevo mandatario deberá demostrar a partir de ahora que se están dando los pasos necesarios para la reconciliación.

Además, dijo, tendrá que conseguir “que cese la persecución e impere la justicia” en el país centroamericano.

En opinión de Zeleya, el fortalecimiento de la democracia exige el fortalecimiento de las instituciones, de la justicia, del Estado de derecho, de la libertad de prensa y del combate a la pobreza y la exclusión.

Sobre su futuro político, el ex gobernante hondureño consideró “prematuro formular una hipótesis en este momento”, pero señaló que mantendrá una posición pacífica en favor del diálogo y la concertación.

“Ese es el camino”, aseguró Zelaya, quien añadió que todavía quedan muchas tareas pendientes en su país.

El ex mandatario destacó el compromiso de Lobo, quien hoy asumió la Presidencia hondureña, de cesar la persecución contra los miembros de su Administración y “eso habla muy bien del proceso que se ha iniciado”.

El nuevo jefe de Estado hondureño sancionó hoy, minutos después de su investidura, el decreto aprobado ayer por el Congreso Nacional para otorgar una amnistía política a los involucrados en la crisis causada por el golpe de Estado contra Zelaya.

Zelaya pidió respeto a los derechos de los miembros del Frente Nacional de Resistencia Popular contra el golpe de Estado y que se les dé el reconocimiento que se merecen.

El ex gobernante también agradeció la acogida de la República Dominicana y destacó el papel de Fernández y su “sensibilidad”, que permitió alcanzar el acuerdo con Lobo para su salida de Honduras.

Asimismo, manifestó su gratitud con el Gobierno de Brasil por haberle acogido durante cuatro meses en su embajada en Tegucigalpa, a donde llegó de manera clandestina el pasado 21 de septiembre.

Fernández, a su vez, dio la bienvenida al ex mandatario hondureño, a quien calificó de “símbolo de la democracia en América Latina” y se refirió a los abucheos que recibió en la ceremonia de investidura de Lobo.

En ese sentido, destacó que el objetivo de su gestión frente a la crisis desatada en Honduras por el golpe de Estado era lograr la reconciliación y la paz, además de conseguir el salvoconducto para que Zelaya pudiera salir del país, por lo que, una vez logrado, consideró intrascendentes las críticas.

El ex mandatario hondureño tiene previsto permanecer en República Dominicana durante un corto periodo de tiempo, para instalarse después en México y asumir su escaño en el Parlamento Centroamericano (Parlacen).

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *